Las categorías gramaticales en el análisis morfológico


El análisis morfológico debe completarse añadiendo toda la información correspondiente a la categoría gramatical de la palabra analizada.

Determinantes (acompañan a un sustantivo)
  • Artículos: determinados (el, la, los, las) o indeterminados ( un, una, unos, unas)
  • Demostrativos: indican proximidad o lejanía (este, esta, ese, esa, aquel, aquella...)
  • Posesivos: indican posesión (mi, mío, tu, tuyo, nuestro, vuestro...)
  • Indefinidos: indican una cantidad indeterminada (algunos, pocos, muchos, bastante...)
  • Numerales: indican orden o cantidad (uno, dos, tercero, cuarto, mitad, doble)
  • Interrogativos: indican una pregunta (qué, cuánta...) 
  • Exclamativos: indican sorpresa o emoción (qué, cuánto...)

Sustantivos

Son aquellas palabras que nombran a seres vivos, cosas, lugares, ideas, sentimientos o cualidades. Pueden ser:

  • Comunes (casa, perro, hombre) o propios (Marta, Venezuela)
  • Concretos (si se refieren a algo tangible como coche o perro) o abstractos (si se referimos a algo intangible como el deseo o la alegría).
  • Contables (si se pueden contar) o incontables (si no se pueden contar como la arena o el viento).
  • Individuales (si se refieren a un solo objeto como álamo o persona) o colectivos (si incluyen a varios como alameda o gente).
  • Los nombres de lugares se llaman topónimos, los de persona; antropónimos, y los que indican el lugar de donde procede una persona, gentilicios.
Adjetivos

Son palabras que aportan información sobre los sustantivos. Pueden ser:

  • Especificativos: restringen el significado del sustantivo. Ej. El sábado me pondré la blusa verde.
  • Calificativos: aportan al sustantivo una información prescindible. Ej. Sus verdes ojos se llenaron de lágrimas. 
  • Epítetos: son un mero adorno. Ej. El verde prado brillaba bajo el sol.