LOS TEXTOS ARGUMENTATIVOS

Los textos argumentativos defienden una idea, tesis o postura mediante argumentos. Tienen la finalidad de convencer al interlocutor. Cuando lo que se hace es contrarrestar los razonamientos y opiniones ajenos, para invalidarlos, hablamos de contraargumentación.

Las situaciones más comunes en que se emplea la argumentación son:

  • Las de carácter interpersonal: en la vida cotidiana (pedir permiso a los padres, solicitar un aumento de sueldo...). Utilizan un discurso y un lenguaje informal. 
  • Las de carácter social: cartas al director, artículos de opinión, manifiestos, anuncios publicitarios, debates, mesas redondas... Emplean un discurso más pensado y estructurado, con un lenguaje más elaborado y preciso. 
  • Situaciones técnicas: pertenecientes al ámbito científico, jurídico y administrativo... (tratados, instancias, alegatos, sentencias, demandas...). Usan un lenguaje formal con abundantes tecnicismos.

ELEMENTOS

Los textos argumentativos deben tener una estructura lógica, en la que se confrontan varios elementos racionales (argumentos) que defienden una tesis. Como mínimo deben aparecer:

  • El tema sobre el que se argumenta.
  • La tesis que se defiende, es decir,  la postura que el emisor adopta ante el tema.
  • Los argumentos o razones en que se basa el emisor.



ESTRUCTURA

La efectividad de un texto argumentativo depende, en gran parte, de la organización de las ideas, con las que se pretende convencer o persuadir.

La argumentación puede presentar un orden:

1. Inductivo (de lo particular a lo general): se parte de ejemplos concretos para terminar concluyendo con la tesis.
2. Deductivo (de lo general a lo particular): presenta la tesis y, a partir de ella se plantean los argumentos.

Todo texto argumentativo se articula en torno a tres partes fundamentales que analizaremos a continuación:

  • Presentación o introducción: en la que se expone el tema (y la tesis si tiene un orden deductivo). 
  • Cuerpo argumentativo: en el que se desarrollan los argumentos. 
  • Conclusión: se recuerda al interlocutor la tesis, las partes más relevantes de lo expuesto y se insiste en la posición defendida en el caso de los textos que siguen un orden deductivo. Cuando el orden es inductivo, se llega a la tesis.

1. Orden inductivo (de lo particular a lo general): se parte de ejemplos concretos para terminar concluyendo con la tesis.
2. Orden deductivo (de lo general a lo particular): presenta la tesis y, a partir de ella se plantean los argumentos.

La aceptabilidad o inaceptabilidad de los argumentos depende del sistema de creencias, valores, gustos e intereses del receptor. Hay casos en los que surgen conflictos de valores. Pero está generalmente aceptado que:

• El argumento moral tiene más peso que el de utilidad.
• El argumento de utilidad se prefiere al del placer.
• El de utilidad se acepta antes que el estético.
• El argumento en torno al ser humano prevalece sobre el del mundo animal.

Los argumentos no válidos se llaman falacias (por ejemplo, las falsas causas, el argumento contra la persona...). En la argumentación hay que descubrir las falacias o razonamientos falsos que, con intención o sin ella, inducen a error.


TIPOS DE ARGUMENTOS

Se entiende por argumento el razonamiento mediante el cual se intenta probar o refutar una tesis, convenciendo a alguien de la verdad o falsedad de ella.

Cuanto más sólidos sean los argumentos, más posibilidades hay de que el destinatario acepte la tesis del emisor. Un argumento es sólido si no admite discusión (puede probarse mediante pruebas y datos objetivos) o si no se puede responder a él y refutarlo.


Atendiendo a los valores e ideas en que se apoyan, existen los siguientes argumentos:

  • Argumento de autoridad: la argumentación se apoya en opiniones y estudios sobre el tema de expertos conocidos o de personas de demostrada valía intelectual o moral.
  • Argumento de hecho: los hechos se demuestran mediante pruebas.
  • Argumento racional: se basa en las ideas admitidas y aceptadas por la sociedad. Para apoyar la tesis "Fumar es malo para la salud", se puede usar este argumento racional: "La ciencia demuestra que provoca cáncer". 
  • Argumento ético o moral: se basa en defender "el  bien" en contraposición con "el mal".
  • Argumento de la justicia (relacionado con el anterior): se valora lo que consideramos "justo" frente a lo "injusto". 
  • Argumento por analogía o comparación: consiste en extrapolar la información de un caso a otro diferente en virtud de las características que tienen en común.
  • Argumento pragmático o de utilidad: se valora lo útil, necesario y eficaz. 
  • Argumento estético: lo bello se valora sobre lo feo. 
  • Argumento hedonista o del placer: se escoge lo agradable frente a lo desagradable. 
  • Argumento de cantidad: lo que más cantidad posee de algo es valorado con respecto a lo que tiene menos. Variantes de este argumento son el de la mayoría y el del sentido común
  • Argumento de calidad: frente a la cantidad se valora lo bueno. 
  • Argumento de la tradición: lo antiguo, el producto de generaciones anteriores, es valorado positivamente. De ahí el refrán: "Donde fueres, haz lo que vieres". 
  • Argumento del progreso: el valor radica en la novedad, en la innovación. Se opone, por tanto, al anterior. 
  • Argumento de la realidad: lo real se valora frente a lo ideal. 
  • Argumento de la experiencia personal: se apoya en el hecho de que lo he visto o vivido. Es poco riguroso como argumento único y es sencillo refutarlo por su parcialidad.
  • Argumento emocional: apela a las emociones y sentimientos del interlocutor (es totalmente contrario al argumento racional).
  • Argumento ad hominem: es una falacia lógica. Se trata de un ataque contra la persona, con el que se trata de invalidar su tesis.

ELEMENTOS LINGÜÍSTICOS DE LA ARGUMENTACIÓN


1. A nivel morfológico:

- Empleo frecuente del presente de indicativo.

- Dominio de las funciones apelativa y expresiva.

- Uso de fórmulas imperativas o perífrasis de obligación (función apelativa).

- Cuando domina la función expresiva, la modalidad oracional puede ser la desiderativa y el modo verbal dominante el subjuntivo.


2. Nivel sintáctico:

- Uso de la modalidad oracional enunciativa cuando se pretende aparentar o mostrar objetividad.
- En los textos más subjetivos aparecen oraciones exclamativas, interrogativas o dubitativas.
- Abunda la oración compleja, con una proposición principal y otras subordinadas para reflejar todos los matices del razonamiento: causa, consecuencia, condición, concesión, comparación, etc.


3. Nivel léxico-semántico:

- Uso abundante de léxico denotativo y valorativo.
- Uso de figuras literarias. Las más frecuentes son: la ironía, la antítesis, la paradoja, la metonimia, la comparación, la imagen o metáfora, el paralelismo y la anáfora.


WEBGRAFÍA: https://bachillerato-lengua.wikispaces.com/file/view/ejemplos+de+argumentos.doc


EJEMPLO DE TEXTO ARGUMENTATIVO


PENA DE MUERTE : ARGUMENTOS EN CONTRA

[Resumido de http://elfanzinedemalbicho.blogspot.com/2009/01/dossier-pena-de-muerte-argumentos-en.html]

"Matar es matar", Amnistía internacional


La Pena de Muerte, como parte de un sistema punitivo, ha sido cuestionado desde el siglo XVIII, cuando surgió el embrión del movimiento abolicionista, con la publicación del libro De los delitos y las penas, en 1764, de Cesare Beccaria.

En 1946, el Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas, creó la Comisión de Derechos Humanos, la cual debía elaborar un catálogo de los Derechos Humanos, así como un mecanismo internacional para su protección. El primer documento creado al respecto fue adoptado el 10 de diciembre de 1948 bajo el nombre de Declaración Universal de Derechos Humanos, que en el artículo 3 dice: "Todo individuo tiene derecho a la vida, la libertad y a la seguridad de su persona".

En la actualidad, organizaciones internacionales como , Coalición Mundial Contra La Pena de Muerte, Hands off Cain y Amnistía Internacional tienen como prioridad lograr la abolición de la pena de muerte en los países que aún la ejercen. Una de sus iniciativas es establecer el 10 de octubre como "El Día Mundial contra la Pena de Muerte".

La Iglesia Católica también condena la pena de muerte al considerar que "la vida humana es un don sagrado de Dios y que el hombre no puede arrogarse el derecho de quitarla". Razones similares tienen la Iglesia Anglicana y la Iglesia Metodista, al igual que otras iglesias protestantes, para fijar la misma postura.

Algunas organizaciones internacionales económicas y políticas, como la Unión Europea o el Consejo de Europa, tienen como requisito para pertenecer a ellas, la abolición de la pena de muerte, o una moratoria, como el caso de Rusia.

Los principales argumentos en contra que se esgrimen son:

Los errores judiciales

La pena de muerte conlleva el riesgo del error irrevocable. La aplicación de la medida no es viable en un sistema judicial penal imperfecto, la corrupción, las anomalías, la venalidad e incapacidad en las autoridades no permite darles el poder de decidir sobre la vida de una persona.

Las ejecuciones de inocentes siguen siendo una realidad frecuente en nuestros días. En EUA, lo fueron 75 de las 487 personas ejecutadas desde que, en 1976, se restauró la pena capital. El récord lo tenía Illinois, donde 9 de las 11 condenas fueron erróneas. Desde la introducción de las pruebas de ADN, más personas condenadas han sido liberadas.

La perversión de los fines del sistema penitenciario

Quitar la vida supone renunciar a la reeducación y reinspección social. Es la negación y la privación de toda posibilidad de redención, readaptación y reinserción a la sociedad. Además que no se ataca al verdadero problema de la delincuencia, ni se corrigen las causas de la misma.

Injusta discriminación

La pena de muerte es discriminatoria y a menudo se utiliza de forma desproporcionada contra personas económicamente desfavorecidas, las minorías y los miembros de comunidades raciales, étnicas o religiosas. Se impone y se lleva a cabo arbitrariamente.

La inviolabilidad humana

Por muy grande que sea el nivel de degradación de una persona, ésta nunca pierde el derecho fundamental a la vida ya que éste es el primero de los derechos humanos.

La degradación social

Lejos de ser una medida de justicia sólo constituye una forma de venganza social, lo cual es un retroceso en la evolución de la humanidad, pues es un homicidio premeditado a sangre fría por parte del Estado en nombre de la sociedad.

No es una medida práctica

Es costosa para el erario público (3.2 millones de dólares), además del costo social y psicológico; no hay pruebas de que tenga un poder disuasorio ni que contribuya a reducir la criminalidad, al contrario, genera una espiral de violencia; da una solución simplista a conflictos humanos y sociales complejos.

A su vez, no es cuantificable el daño físico al matar a un hombre, por lo tanto no es posible equiparar la ejecución del preso con el acto criminal que cometió, además de que tampoco puede establecerse el sufrimiento emocional de saber que va a morir de antemano. A los familiares de la víctima no se le devuelve a la persona que perdieron, sólo afecta a los familiares del condenado, quienes también son sometidos a presión psicológica.

Es usado como un instrumento represivo para suprimir la disidencia

La pena de muerte ha sido y continúa siendo utilizada como instrumento de represión política, como forma de silenciar para siempre a los oponentes políticos o de eliminar a las personas políticamente "molestas". En la mayoría de estos casos, las víctimas son condenadas a muerte tras juicios sin garantías, como culminación de un mal uso político.

Condena a personas psicológicamente irresponsables

Amnistía Internacional tiene, además, como principio de causa, evitar que sean condenados a la pena de muerte los enfermos mentales, pues gran número de ejecutados eran personas que nunca fueron conscientes del delito que cometieron.