LAS ENFERMEDADES MENTALES (texto adaptado)

[Resumido de http://www.profesorenlinea.cl/Ciencias/Enfermedades_sicologicas.htm]


Las enfermedades mentales o sicológicas son desórdenes o trastornos del cerebro que alteran la manera de pensar y de sentir de la persona afectada, al igual que su estado de ánimo y su habilidad de relacionarse (identificarse) con otros. Pueden afectar a personas de cualquier edad, raza, religión o situación económica.

La mayoría de las personas que tienen una enfermedad mental necesitan medicamentos que ayudan a controlar los síntomas de su patología. Las más comunes entre estas enfermedades son:

El estrés

Las personas pueden experimentar el estrés cuando se encuentran ante conflictos importantes que pueden ser peligrosos o difíciles de superar.

Entre los síntomas sicológicos del estrés están la ansiedad y la tensión, la preocupación incontrolable, la irritación, la distracción, y la dificultad de aprender cosas nuevas.

Las neurosis

Son las afecciones producidas por disfunciones del sistema nervioso. En las neurosis no hay lesión física ni alteración de la personalidad.

Algunos ejemplos de neurosis son el pánico, la fobia social, el trastorno obsesivo-compulsivo y el estrés postraumático.

La esquizofrenia

La esquizofrenia es un conjunto de severos síntomas sicológicos que incluyen ilusiones (creencias irracionales), alucinaciones, pensamiento y habla incoherentes, paranoia, ansiedad intensa e incontrolable, y un comportamiento extraño. Otros síntomas son la pérdida de experiencias y expresiones emocionales, pérdida de poder e iniciativa, inhabilidad de experimentar placer o de interesarse en cosas, y tendencia al aislamiento.

La paranoia

En general, quienes padecen esta enfermedad refieren altos niveles de sospecha y desconfianza, y manifiestan la creencia de que son víctimas de odio, celos, engaños, persecuciones y resentimientos por parte de otras personas.

El paranoico parece una persona normal; pero es desconfiado, hostil, controlador y desarrolla resentimientos y celos.

La depresión

La depresión es un problema emocional muy grave por el que el individuo no deja de sentirse triste y vacío. Constantemente, se siente abandonado y desperanzado.

Las personas deprimidas, usualmente, sufren de ansiedad e irritabilidad, falta de motivación, y pérdida de placer con las cosas que antes les gustaba hacer. También tienen problemas con el apetito y el sueño.

Muchas personas deprimidas tienen pensamientos suicidas y entre el diez y el quince por ciento terminan por quitarse la vida.

La demencia

La demencia se refiere a una disminución o deterioro generalizado de las facultades intelectuales como la pérdida de memoria, de la atención y del pensamiento abstracto.

La persona que sufre de demencia se puede perder fácilmente y puede ser incapaz de hacer cosas simples como volver a entrar en casa después de que haya cerrado la puerta. La demencia más conocida es la enfermedad de Alzheimer, la cual no suele empezar antes de los 55 años.