ACTIVIDAD "PUNTUOFILOSÓFICA"


¿Habéis pensado alguna vez en lo importante que es saber puntuar con corrección? ¿Sois de los que pensáis que tal habilidad no os será útil en la mayor parte de vuestras actividades cotidianas? ¿Qué me decís si afirmo que de algo tan humilde y simple como un signo de puntuación -colocado en el momento adecuado, en el lugar adecuado- puede depender el éxito o el fracaso de vuestros proyectos, anhelos e ilusiones? Como ejemplo, ahí va una máxima que os resultará difícil rebatir:

MUCHOS DE LOS PROBLEMAS QUE SE NOS PRESENTAN EN LA VIDA SE DEBEN A NO SABER EN QUÉ MOMENTO HAY QUE PONER UN PUNTO FINAL.


¿Qué tal si añadimos unas cuantas utilidades más de los signos de puntuación? Fijaos en los ejemplos siguientes:


UTILIDADES SEGÚN LOS ALUMNOS DE 2º ESO del curso 2012-2013 (Simona Iancu, Júlia Santed, Laura Parada, Ester Duran, Mark Caminada, Lluís Descamps, Arnau Bassols, Paula Garcia, Cristina Fortuny):

  • A veces, en la vida, deberíamos usar más signos de interrogación.
  • No te duermas y pon más signos de exclamación en tu vida.
  • Hay que saber distinguir entre puntos suspensivos y punto final.
  • Un punto y aparte es como otra nueva oportunidad en la vida.
  • Muchas veces ponemos entre paréntesis a gente que no lo merece y se los quitamos a gente que merece estar entre ellos.
  • Muchos problemas de pareja se producen por utilizar un signo de exclamación en lugar de uno de interrogación.
  • A veces es mejor sustituir los puntos suspensivos por un punto final.
  • Hay que saber cuándo poner un punto final si queremos acabar con las tristezas.