LAS PROPIEDADES DEL TEXTO: LA ADECUACIÓN, LA COHERENCIA Y LA COHESIÓN


Llamamos adecuación a la elección y utilización del registro lingüístico que corresponde al contexto comunicativo en el que se encuentra el emisor de un mensaje. El registro (culto, estándar, coloquial...) debe estar en consonancia con el tema, el destinatario y la situación de comunicación específica.

La cohesión y la coherencia son dos propiedades, estrechamente relacionadas, que tienen que ver con la claridad y la corrección en la producción de textos.  Cuando hablamos de coherencia nos referimos a las relaciones textuales de naturaleza semántica (nos remiten al significado del texto). En lo que se refiere a la cohesión, las relaciones textuales son de naturaleza sintáctica y léxico-semántica (se establecen entre las palabras y oraciones).


A. LA ADECUACIÓN

Un texto es adecuado cuando se utiliza el registro lingüístico apropiado según el contexto. Así, cuando se usa el registro estándar-culto de la lengua, debemos utilizar un léxico rico y preciso.


B. LA COHERENCIA (se refiere al contenido):

Un texto es coherente cuando hallamos en él:

- Unidad temática (unidad de sentido). 
- Una estructura (organización de la información nueva y la ya proporcionada). 
- Una organización lógica de las ideas.


Para verificar y explicar la coherencia o falta de coherencia de un texto podemos responder a las siguientes preguntas:

  • ¿El texto presenta un sentido unitario?
  • ¿Se organiza en torno a un tema?   
  • ¿Cuáles son los apartados?    
  • ¿La información está organizada de un modo lógico?
  • ¿Hay una adecuada progresión temática en la forma en que se relaciona una información con otra?
  • ¿Podemos hacer fácilmente un esquema que refleje la estructura interna, las ideas principales y secundarias y la relación entre ellas?
  • ¿La información proporcionada es suficiente, excesiva, insuficiente?
C. LA COHESIÓN

Los mecanismos de cohesión pueden ser:

1. LA REFERENCIA

   1.1) Mecanismos léxico-semánticos:

  • Repetición de una palabra: Ej.: Tengo dos coches, uno rojo y otro negro. El negro es
       el más rápido.
  • Recurrencia semántica (sustitución de un referente por otra palabra):

                    - Sinonimia. Sustitución de una palabra por un sinónimo.

                    - Sinonimia textual o correferencia. Es el contexto lo que convierte en sinónimas dos expresiones
                    (ej.: Hoy proyectan "El Sistema Solar" en el planetario, si te gusta el espacio deberías ir).

                    - Sustitución por una proforma léxica (palabra de significado muy general que siempre sustituye a
                     otra). Ej.: cosa, hacer, persona

                    - Antonimia (ej.: Lo bueno de las carreras fue la asistencia de público; lo malo, la lluvia)

                    - Hipónimos e hiperónimos. Los hiperónimos son términos generales que incluyen otros términos
                     más concretos, llamados hipónimos. Ej.: gladiolo, amapola, lirio, todo ello es englobado por el hiperónimo
                     flor. Ej.: En el observatorio vimos las estrellas; vimos gigantes rojas, enanas blancas, amarillas, etc.

                    - Derivados. Sustitución de una palabra por una derivada de la misma (ej.: Le gusta la luna, en
                     especial el gris paisaje lunar).


      1.2) Mecanismos de cohesión gramatical (sintáctico-textuales)

      Se trata de los deícticos, que se utilizan para "señalar" un elemento que puede aparecer en el texto o ser                            extralingüístico (sujeto, cosa, lugar o momento). Pueden ser:

                     - Pronombres. Sustituyen elementos ya citados (anáfora) o próximos a aparecer( catáfora). Ejemplos: 
                              Los de la serenidad y la tranquilidad son dos mares lunares. Ambos están en la cara visible del                                          satélite.
                              Le di el libro a Pedro

                       - Adverbios. Funcionan del mismo modo que los pronombres. Ej.: La luna es un satélite muy grande,                                 pero allí la gravedad es muy débil.

                       - Determinantes posesivos o demostrativos. Ej.: Fuimos al planetario con Vanesa, allí nos                                                encontramos con su primo.

                       - Elipsis (las más frecuentes son sujetos omitidos). Ej. No iré mañana a tu fiesta.

                       - Paralelismo: recurrencia o repetición de estructuras sintácticas (paralelismo). Ej. Ayer lloraba por

                          lo que le faltaba. Hoy llora por lo que le sobra.

2. LOS CONECTORES

Son palabras o locuciones que establecen conexiones entre enunciados (conjunciones, adverbios o locuciones). Pueden ir colocados al comienzo o en el interior del enunciado.

  • ADICIÓN: y, además, incluso, de igual modo...
  • OPOSICIÓN y RESTRICCIÓN (CONTRAARGUMENTACIÓN): pero, sin embargo, no obstante, con todo, ahora bien, salvo que, al contrario, excepto, de todas formas, en cambio...
  • CAUSA y CONSECUENCIA (ILACIÓN): pues, porque, por tanto, por consiguiente, por eso, en tal caso, así pues, en consecuencia, de ahí que, de manera que...
  • REFORMULACIÓN (ACLARACIÓN Y EJEMPLIFICACIÓN): es decir, o sea, mejor dicho, por ejemplo, en resumen, brevemente, quiero decir, en una palabra,  así, verbigracia, tal como, tal que, como muestra, un caso típico, pongamos por caso...
  • RELACIÓN ESPACIAL Y TEMPORAL: a la izquierda, en el centro, entonces, luego, por la mañana, por la noche, mientras tanto...
  • ORDEN DEL DISCURSO (indican presentación, continuación, cambio de tema, digresión, enumeración, cierre...): para empezar, bien, luego, después, así que, por otra parte, por cierto, a propósito, en primer lugar, en segundo lugar, en primer plano, detrás, para finalizar, en fin, en conclusión...  
  • CONDICIÓN O  CONJETURA: si, a condición de que, con tal que, supongamos, supuesto que, siempre...
  • CULMINACIÓN:  hasta, incluso, ni, ni tan siquiera, para colmo...
  • DIGRESIÓN: por cierto, a propósito, a todo esto...
  • DUDA: quizá, tal vez, acaso...
  • ÉNFASIS: es más, más, más aún, máximo, ciertamente, sobre todo, lo que es peor...
  • PRECISIÓN:  en rigor, en realidad...
  • RESUMEN O RECAPITULACIÓN: en resumen, resumiendo, en resumidas cuentas, en suma, total, en una palabra, en pocas palabras, finalmente, en conclusión, para terminar...
  • CONCESIÓN: de todos modos, en cualquier caso...
  • RECTIFICACIÓN: mejor dicho, más bien...

3. OTROS ELEMENTOS

  • La modalización (actitud del hablante respecto al mensaje que emite y al receptor a quien se dirige). Un texto modalizado se caracteriza por la expresividad del emisor y el carácter subjetivo del lenguaje. Ciertas marcas lingüísticas utilizadas por el emisor (la entonación, los adjetivos, los tiempos verbales, la ironía, las valoraciones, la apelación a lo "moral" o lo "ético"...) nos indican el grado de modalización de un texto.
  • La correlación de los tiempos verbales.
  • Los signos de puntuación, pues marcan las distintas partes del texto (enunciados y párrafos, enumeraciones, aclaraciones mediante incisos, alteraciones del orden sintáctico...) facilitando la comprensión.

ACTIVIDADES

1. Textos y ejercicios.

2. 56 ejercicios de adecuación, coherencia y cohesión.