GÉNEROS Y TIPOLOGÍAS TEXTUALES

Los textos son las formas orales o escritas mediante las que los seres humanos nos comunicamos. Dado que la comunicación humana responde a múltiples necesidades e intenciones y se realiza en contextos muy diversos, elegimos un género de texto u otro en función del contenido o temas que queremos tratar (de las ideas, emociones, informaciones, etc., que pretendemos transmitir). Así, si tenemos que hacer un trabajo de ciencias naturales para el instituto elegiremos un género no literario, en este caso el científico; si lo que se nos pide es que inventemos una historia, nos decantaremos por un género literario, concretamente el cuento; si se trata de expresar nuestra opinión, el género escogido será uno periodístico como el artículo de opinión.


Clasificación de los textos según su contenido (géneros)

a) Literarios:

  • Épico o narrativo: cuenta unos sucesos que ocurren a unos personajes en un lugar y en un tiempo determinados.

- Cuento o relato corto
- Novela


  • Lírico: expresa sentimientos.
  • Dramático o teatral: su finalidad es la de ser representado. La historia se transmite al espectador a través de los diálogos de los personajes.

Características de los géneros literarios:

  • Son ficción
  • Pueden combinar fantasía y verosimilitud
  • Deleitan 
  • Tienen un fin estético o artístico
  • Pueden utilizar todos niveles de la lengua, rompiendo incluso las reglas en ocasiones.

Ejemplos: cuentos, novelas, sonetos, obras teatrales, poemas, ...



b) No literarios:

  • Científico-técnico: transmiten información y valoraciones científicas (estudios sobre las matemáticas, física, ciencias naturales, ...) y técnicas (informática, tecnología, ...)
  • Humanístico: transmiten información y valoraciones relativas a las llamadas ciencias humanísticas (estudio de la literatura, lengua, filosofía, historia, ...)
  • Periodístico: transmite informaciones y opiniones sobre temas actualidad (política, economía, cultura, ...).

- Noticia

- Artículo de opinión

- Columna

- Reportaje

- Entrevista

- Editorial

- Crónica

- Crítica

  • Otros géneros no literarios: administrativo, jurídico, publicitario, etc.

Carcterísticas de los géneros no literarios:

  • Reflejan la realidad
  • Buscan la veracidad
  • Informan u opinan 
  • Tienen una finalidad funcional
  • Usan la lengua estándar o culta en una situación formal. 

Ejemplos: textos científicos, filosóficos, históricos, informes, certificados, noticias, ...


Clasificación de los textos según la forma en que están escritos (tipologías)

Una vez determinado el género que vamos a utilizar, debemos elegir la forma de organizar el discurso. A las distintas formas de organizar un texto, dependiendo de la intención que tenga el emisor, las llamamos tipologías textuales. 

La clasificación de los textos según su tipología o modalidad es la siguiente:

  • Textos narrativos: relatan sucesos.
  • Textos descriptivos: dicen cómo es algo (paisaje, ambiente, sensación, ...) o alguien.
  • Textos dialogados: reproducen por escrito la conversación oral.
  • Textos expositivos: dan una información de forma objetiva, clara, ordenada y precisa.
  • Textos argumentativos: defienden una idea (tesis). Implican, por lo tanto, subjetividad.
  • Textos instructivos (y prescriptivos): tratan de enseñar, aconsejar, guiar u ordenar la realización de una serie de pasos o acciones. Se llaman prescriptivos si son normas jurídicas.
  • Textos predictivos: enuncian (ya sea por revelación, ciencia o conjetura) algo que aún no ha sucedido, pero que, en principio, va a suceder.
  • Textos retóricos: tienen una finalidad estética o lúdica. Abundan en ellos las figuras retóricas.

Así, por ejemplo, si redactamos una artículo de opinión, utilizaremos la argumentación, o si nos animamos a escribir un cuento, combinaremos la narración con la descripción más los diálogos.